La hija del director del banco de San Carlos espera su muerte.

Doña Teresa Cabarrús es una de los tres españoles que esperan su muerte en guillotina. Recordemos que fue enviada a Francia para obtener la educación francesa que pedía la recién adquirida posición social de su padre. Se había casado con el marqués Fontenay pero la revolución peovocó la huida del matrimonio de París a Burdeos y la posterior marcha del marido a América tras el divorcio. Teresa, sola en Burdeos y sospechosa por su título,se había salvado uniendo su parte sentimental al comisario Tallien para imponer el orden terrorista en la Gironda. Su presencia ahora en la cárcel no es debida a la aristócrata que fue, sino a que es compañera de un hombre que, aunque del mismo partido, figuraba entre los enemigos de Rodespierre.

Se indicó que era una contrarrevolucionaria ya que el último mes que pasó en Burdeos con Tallien, fue el único mes que no hubo ejecuciones. Ahora mismo se encuentra en un rincón de la prisión de la Force, preguntándose quién la impulsaría a acudir a Francia dejando su acojedora casa en Madrid, donde podría estar segura y sin miedo a morir.

Nélida Rivero

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s