Napoleón convertido en Emperador

Hace cinco años, Napoleón  fue nombrado cónsul. Su política de gobierno trata de consolidar los logros  de la revolución burguesa: ha intentado evitar el retorno del absolutismo y alejado del poder de los sectores más radicales.Además, ha permitido el regreso de los exiliados que aceptaron el nuevo orden y ha firmado un Concordato con la Iglesia para restablecer la paz religiosa.

También ha llevado a cabo una reforma administrativa de cáracter centralista con la creación de la figura de los prefectos. Éstos hacen cumplir las órdenes del gobierno en las provincias.

Ahora, cinco años después de ser nombrado  cónsul, Napoleón se siente tan fuerte que se ha hecho proclamar Emperador. Nadie se opuso a este cargo, ya que tenía muchos triunfos militares y su capacidad para gobernar con mano de hierro.

 

 

 

 

 

 

 

Por: Isabel Zubiaga Cabrera

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s