Nos hemos librado del rey

Por: Lilia Navarro Perdomo

El 20 de enero de 1973 condenaron a muerte a nuestro rey. Los girondinos no querían que mataran al soberano ya que decían que no era necesario, pero los jacobinos que eran más, deseaban su muerte y los dejaron a un lado, ya que en el sistema solo hay un castigo para la traición: la muerte. Como el rey nos ha traicionado en tiempos de guerra, entonces había que e al día siguiente lo guillotinarían. Éste les dice que antes de morir iría a visitarlos, pero no lo hace, porque no quería ver sufrir a sus parientes. Ayer, 21 de enero, al rey lo recogió un carruaje y lo llevó a donde estaba la guillotina. Cuando éste subió al palco dijo unas palabras, pero nadie le hizo caso ya que estaban gritando y se oía el ruido de los tambores. Al terminar el discurso lo amarraron y lo pusieron en la guillotina, a los pocos momentos cayó la cuchilla como un rayo y la cabeza del rey se despegó del cuerpo. Tras esto se oyeron disparos y cañonazos anunciando la muerte de Luis XVI.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s